Djokovic y una oportunidad perdida para mejorar su imagen

Transcurría el tercer set y Stan Wawrinka dominaba el enfrentamiento ante el número uno del mundo, una doble falta para quebrarle una vez más el saque al serbio y retiró del mismo, de inmediato las gradas no hicieron esperar su descontento y la mayor parte del público abucheó a un Djokovic, que para muchos, debió quedarse en la pista y esperar que el partido terminara a favor del suizo… pero no lo hizo!!!

El partido de octavos de final para Djokovic fue una bonita oportunidad para cambiar esa imagen que tienen algunos del él, no le perdonan acciones del pasado o tal vez ser el tercero en discordia en una pelea que lo une a Rafael Nadal y Roger Federer.

Se me viene a la cabeza la final de Australia en 2014, cuando Nadal casi sin poderse mover estuvo hasta el final enfrentando al mismo Wawrinka, o el mismo Federer con problemas de espalda en el match decisivo de Canadá 2017 ante Zverev, esas son acciones que los diferencian y tal vez hacen decantar al público por el español y el de Basilea.

Lo cierto es que Nole perdió una gran oportunidad para convertir críticas en elogios, abucheos por aplausos y quien sabe que pensó o que dolor sintió para abandonar el partido y así opacar la victoria de Wawrinka que lo superó de principio a fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *